Asociacion de Amigos del Pueblo Saharaui de Avila

Estamos también en www.saharavila.org.es  

ASOCIACIÓN de AMIGOS del PUEBLO SAHARAUI de ÁVILA -


Um Draiga, literatura

sobre el Sáhara

saharavila47@hotmail.com

saharavila@hotmail.com

saharavila@gmail.com

Ahora estamos más en:

www.saharavila.org.es  

 

 

Poetas y cantautores saharauis

LUALI ABDALAHE
MOHAMED SALEM ABDELFATAH “Ebnu”
SALEH ABDALAHI HAMUDI
LIMAM BOICHA BUHA
MOHAMED SIDATI
FATMA GALIA
FATMA AHAMED ABDESALAM
ALI SALEM ISELMU
TAUFIK SALAMA
AHMED ULD SEMAMIT

MOHAMED ALI ALI SALEM

MARIEM HASSAN & NUBE NEGRA

AZIZA BRAHIM & YAYABO LATIN JAZZ

 

 

 

POETAS SAHARAUIS DE AHORA.

Como suele pasar casi siempre, son todos los que están, pero no están todos los que son. En este caso están por orden de "caída" y no, desde luego, de importancia. Porque aquí la única importante es la propia poesía saharaui.

Pretendemos lo antes posible, ir completando la lista (aunque no es lo más urgente), y ofrecer poemas de cada uno de ellos y de ellas para que podamos disfrutar de los y las poetas saharauis de ahora.

También queremos, paralelamente, completar el panorama ofreciendo poemas de poetas españoles sobre el Sáhara y sobre los saharauis en justa correspondencia y también para arroparlos a ellos en estos momentos tan duros.

A ver qué pasa.

Saludos y hasta pronto.

Javier Auserd, correo: javierauserd@gmail.com

 

 

 

 

 

 

Mariem Hassan, grandísima cantautora saharaui y voz extraordinaria, nuestros mejores deseos para 2.006.

(Gracias a Luis Miguel del Valle)

 

 

Poesías de Pedro Salinas (de PRESAGIOS – 1924)

para traducir al “HASSANIA”

Suelo. Nada más.

Suelo. Nada menos.

Y que te baste con eso.

Porque en el suelo los pies hincados,

en los pies torso derecho,

en el torso la testa firme,

y allá, al socaire de la frente,

la idea pura el mañana, la llave

-       mañana – de lo eterno.

Suelo. Ni más ni menos.

Y que te baste con eso.

Del poeta Pedro Salinas en su obra Presagios (escrita en 1924) pág.27

(Gracias a Luis Miguel del Valle)

 

 

Poema, de Salka Embarek (Olmy), 23/12/05.

Cada suela de bota en tu espalda,

cada patada hinchada en tu pecho,

están marcadas en mi cuerpo.
NO TE ABANDONARÉ.
Por un Sáhara libre,
Salka Embarek (Olmy)
 

 

Poema, de Abdulah Ensabak, 9/12/05.

PODÍAMOS ESTAR CANSADOS.

Podíamos estar cansados de tantos años de lucha.
Podíamos estar cansados de preguntar hasta cuando.
Podíamos estar cansados de gritar basta ya.
Podíamos estar cansados de tanto decir nunca más.
Podíamos estar cansados de tanta represión.
Podíamos estar cansados de tanto atentado a la libertad.
Podíamos estar cansados de sufrir persecuciones.
Podíamos estar cansados de tanta tortura.
Podíamos estar cansados de los juicios farsa.
Podíamos estar cansados de tanto encarcelamiento inhumano.
Podíamos estar cansados de la incoherencia de los políticos.
Podíamos estar cansados de las promesas incumplidas.
Podíamos estar cansados de los olvidos de la legalidad.
Podíamos estar cansados de tantas promesas incumplidas.
Podíamos estar cansados de las falsas intenciones.
Podíamos estar cansados de tanta mentira.
Podíamos estar cansados de todo lo dicho y de mucho más...
Sin embargo, no lo estamos, no estamos derrotados.
Han de saber que el recuerdo de las lágrimas de sufrimiento de nuestros mayores, el
recuerdo de nuestros heridos, de nuestros muertos, de nuestros encarcelados,..., el
recuerdo de todos los que añoran volver en libertad a la tierra de sus antepasados, nos
impulsa todos los días a la lucha.
Y han de saber como apunta el dicho saharaui que al cobarde no le oculta la montaña
(edlil ma targo el gaba) y que la realidad es amarga al oído (elhag mar efluden).
Abdulah Ensabak, 9/12/05

 

Poema, de El Cori Ramdan Nass 30/11/05.

Desde las zonas ocupadas. Os escribo desde El Aaiún la ciudad que me vio nacer. Os envío este soneto y espero que sea de vuestro agrado. Infinitos abrazos como la distancia que nos separa.

AAIÚN, ROMPE CADENAS
Fuentes, manantiales que sangre emana
Gritos de libertad de un pueblo valiente,
en el frente desarmado, batallas que gana.
Tiembla el enemigo, saharaui se siente.

Alzando la voz, hermano con hermana
al son de los tambores y al sol ardiente,
rayos expresan independencia cercana.
Cae Lambarki como una estrella fulgente.

Brilla con coraje, ayer, hoy y mañana.
el pueblo unido, con su llama candente,
al rojo vivo como la fragua vulcana.

Nace la rosa en mayo y hoy aún viviente.
Regando con sangre la flor en la arena
e izar en lo más alto nuestro estandarte.
El Cori Ramdan Nass

 

ROSA MONTERO.

Vergüenza.

EL PAIS, martes 31 de mayo del 2005.

En 1992 visité por segunda vez los campamentos saharauis en la hammada argelina, un desierto de piedra tan inhóspito y feroz que ni siquiera las víboras lo habitan (pero sí proliferan las cucarachas: las tiendas de los refugiados están llenas, a pesar de sus esfuerzos de limpieza). Este territorio desolado, glacial en invierno y tórrido en verano, siempre simbolizó el horror dentro de la cultura saharaui: "Ojalá te destierren a la hammada", dice una de sus maldiciones tradicionales. De modo que el destino, burlonamente cruel, les ha desterrado a su propio infierno. Llevan allí treinta años.

En 1992, la ONU había decidido hacer el famoso referéndum y parecía que el fin de la pesadilla estaba próximo. Es decir, a mí me lo parecía. Yo hablaba en los campamentos con los saharauis y les daba la enhorabuena por la cercana victoria. Ellos me miraban con los ojos muy redondos y las bocas mudas, incapaces de creer lo que les decía. Y acertaron, por supuesto, porque ellos sabían. Ellos conocían demasiado bien todas las palabras engañosas, todas las promesas traicionadas, la cobarde indignidad del trato que España les ha dado desde aquel 14 de noviembre de 1.975, cuando, mientras Franco agonizaba, dividimos el Sáhara en dos porciones y se lo entregamos a todo correr y de tapadillo a Marruecos y Mauritania. Entonces empezó el dantesco éxodo, decenas de miles de saharauis huyendo por el desierto perseguidos por el ejército marroquí, ancianos, mujeres y niños que fueron bombardeados con napalm por el rey Hassan, familias enteras sin agua y sin comida: en los primeros momentos llegaron a morir 500 niños al día.

Sí, los saharauis saben bien lo que es la mentira y el abandono. Ese Felipe González que iba por los campamentos prometiendo justicia, ¿qué hizo luego, cuando pudo hacerlo, y ahora dónde está? Y este Gobierno de Zapatero que les está dejando caer, que les está apoyando incluso menos de lo que hizo el P.P., ¿no sentirá siquiera algo de vergüenza? Ahí siguen los saharauis, dignamente de pie en su recalentado infierno, sin haber recurrido al terrorismo e intentando mantener la vida y la esperanza. Ahora mismo están siendo machacados por los marroquíes, mientras nosotros miramos educadamente para otro lado.

 

MANUEL RIVAS.

Sáhara.

EL PAÍS - Última - 04-06-2005.

En las Historias naturales, de Jules Renard, aparece una cabra que todos los días se apresura a consultar la hoja del diario oficial expuesta en el muro del Ayuntamiento, que a nadie más parece interesar. En la precisa descripción, la cabra se alza sobre sus patas traseras, pone las delanteras sobre el edicto, a la altura de la firma, y mueve la cabeza "como si fuera una vieja que leyera". Al final, la cabra se come la hoja. La hoja de papel.

Yo pensaba que era una historia literaria hasta que tuve la oportunidad de alimentar cabras con hojas de papel en el Sáhara. En los campamentos del desierto, en el pedregal del éxodo, entre otros medios de subsistencia, los desterrados han levantado corrales con chatarra y latas de bidón humanitario cosido con alambres. Tienen una forma circular. Desde lejos, parecen carcajes de grandes relojes desprendidos del cosmos. Se trata de aprovechar la sombra, que es el único perdón que allí expide el sol.

Las cabras comen también miajas de sombra. He visto a una cabra engullir un kilo de sombra, segundo a segundo. ¿A qué sabe la sombra? Tal vez a memoria de hierba. A corteza del tiempo oxidado. Para esas cabras, las hojas con noticias atrasadas son un manjar. Al contrario, hay seres humanos que tienen muy buen diente para roer sólo las noticias del futuro. En otros lugares no tan desamparados, en palacios de sombra dorada, en las salas de la gran diplomacia, hay soberanos, mandatarios y altos funcionarios que todos los días se zampan los papeles del Sáhara Occidental, las hojas con los acuerdos de las Naciones Unidas, empezando por la solemne declaración de 1.975 de que "el pueblo saharaui es el único dueño de su destino". ¿A qué saben los derechos humanos incautados? Los roedores de esperanza se han cebado en el Sáhara.

Se han comido calendarios, acuerdos, referendos, palabras de honor. El éxodo dura ya 32 años. Un episodio bíblico contemporáneo. ¿Cómo convivir con ese desgarro, cómo extrañarse del levantamiento la pasada semana en El Aaiún ocupado? De entre todas las injusticias vigentes, la del Sáhara es una de las más clamorosas. Y la gran paradoja es que quizás es el conflicto más fácil de cerrar. Bastaría que los poderosos no se comiesen los papeles

 

POEMARIO POR UN SÁHARA LIBRE.

La poesía saharaui sigue siendo un arma cargada de futuro.

Jornada “LA POESÍA EN LA VIDA DEL PUEBLO SAHARAUI”.
20 de mayo de 2005, Alicante, a las 20h.
Organiza la Asociación Dajla, solidarios con el pueblo saharaui, de San Vicente del Raspeig. Colabora: Vicerrectorado de Extensión Universitaria de la Universidad de Alicante.
Tendrá lugar en la la sede en Alicante de la Universidad C/ Ramon y Cajal nº 4.
Participarán el poeta saharaui Limam Boicha y los escritores Gonzalo Moure y Ricardo Gómez, miembros del grupo Escritores por el Sahara.
Hablarán sobre el poemario “Los Versos de la madera”, de Limam Boicha y del libro “La zancada del deyar”, de Gonzalo Moure.
“Los Versos de la madera” es el quinto libro publicado por los poetas saharauis que escriben en castellano, componentes de la llamada “Generación de la amistad saharaui”, después de las antologías “Añoranza” y “Bubisher”, además de “Voz de Fuego” de Mohamed Salem Abdelfatah, Ebnu, y “Poemario por un Sahara Libre” de Fatma Galia.
“Los Versos de la madera”, Editorial Puentepalo, son fruto de la poesía de Limam “hija y hermana de la ancestral poesía saharaui en hassania”, en palabras de Gonzalo Moure, “pero mestiza, escrita en una lengua distinta, que lucha por conservar las fronteras culturales para que de una vez deje de haber fronteras”.
“La zancada del deyar”, El Cobre Ediciones, es un libro de viajes, la crónica de la búsqueda y el descubrimiento por Gonzalo Moure de los secretos del desierto, hasta encontrar la verdadera raíz saharaui, lo que hace tan especial a este pueblo, resistente como ningún otro, pacífico y paciente, hospitalario en medio de la desgracia, poeta y soñador en medio del infortunio.
“El Sahara está hoy más presente que nunca en mi corazón. Entre mis ojos revoltea la anhelada esperanza, de que la próxima estación sea, el mar de nuestra auténtica frontera.” Limam Boicha.

 

A.C.A.P.S.

La poesía en la resistencia del pueblo Saharaui.

Barcelona, 7 de junio de 2005.
Mohamed Ali Ali Salem, exponente de la Generación de poetas saharauis en el exilio y actual representante de la cultura saharaui en el Estado español, ofreció el martes por la tarde, en el Centro Cívico “La Sedeta” de Barcelona, una charla sobre la trayectoria e influencias de la poesía saharaui en el exilio.
La charla forma parte de los diferentes actos dedicados a la poesía que el distrito de Gràcia de Barcelona organiza cada martes del mes de junio desde hace diez años. Este año, bajo el título de “Encuentros con la Literatura Saharaui. Billete de Ida”, el Ciclo poético está dedicado íntegramente al Pueblo Saharaui.
El representante de la cultura saharaui fue presentado por un gran amigo suyo, conocedor de su obra y miembro de la sección de A.C.A.P.S. Tarragona, César Carbonell. Mohamed Ali inició su exposición enmarcando la producción poética saharaui en el contexto histórico y cultural más reciente de este pueblo. “La poesía saharaui contemporánea es una poesía de resistencia, ya que toda producción cultural habla de una identidad y, por tanto, de la historia de un pueblo”. La poética saharaui de los últimos 40 años se ha escrito en hassania, árabe, español y francés, muestra de las diferentes influencias recibidas. Para explicar esta peculiaridad de la poesía saharaui contemporánea, Mohamed Ali se remontó al siglo XVI-XVII, época en que el hassania se institucionaliza, siendo utilizada por todos los saharauis. A partir de este momento, ya se puede afirmar que el hassania es un dialecto con un 80% de palabras de etimología árabe. Esta es la lengua en la que los saharauis explican cuentos, relatos e historias, hasta bien entrado el siglo XX.
La poesía de resistencia surge en 1.912, ante la ocupación francesa de parte del Sáhara y de Mauritania. Durante estos años, el tipo de poesía que se escribe es de carácter épico. Es a partir de 1.973 cuando la poesía de la resistencia alcanza su máximo apogeo, apareciendo poemas en tres idiomas: hassania, árabe, español y, en menor medida, en francés. Esta pequeña producción escrita en francés procede de los saharauis que se han visto forzados a desplazarse a Mauritania y Marruecos, países dónde el francés es la segunda lengua.
A los poetas saharauis que escriben en español se les conoce en una primera generación como la Generación del Exilio o Poesía de la Resistencia. La diferencia entre poesía saharaui escrita en español, árabe, francés y poesía escrita en hassania radica en que esta última continua siendo una poesía épica, mientras que los poemas escritos en las otras tres lenguas muestran influencias recibidas de la poesía francesa, hispana y árabe, por tanto se canta al amor, a la tierra, al dolor, etc. La poesía en español recibe la influencia de la Generación del 27, concretamente de poetas como Lorca, Alberti, Salinas y también de poesía sudamericana, en especial de Pablo Neruda.
La poesía de la resistencia del pueblo saharaui o del exilio defiende la identidad saharaui como pueblo. Es habitual encontrar poemas dedicados a la lucha para recuperar la tierra pérdida, a la esperanza de paz para el futuro. Mohamed Ali mencionó, durante su exposición, a Limam Boicha, poeta saharaui de una generación posterior, la llamada “Generación de la Amistad Saharaui”, que la semana pasada presentó sus poemas en la Biblioteca de Grácia de Barcelona. Ayer estaba presente entre el público.
Tras enmarcar la poesía saharaui de resistencia, César Carbonell inició la segunda fase del encuentro de ayer con la lectura de poemas saharauis, de diferentes autores. A la lectura del poema “Hombres azules” de Luís López de Anglada, poema que describe cómo el autor ve a los saharauis, le siguió la de los poemas “Lágrimas de un pueblo herido” y “Luali” de Fatma Galia y “Canción de Alto Alto” de Laura Olmo.
También se leyeron varios poemas de la “Generación de la Amistad Saharaui”, compuesta por jóvenes poetas que rondan la treintena y que estudiaron en Cuba y trabajaron en la Radio Nacional Saharaui. Destacaron “Tiris” de Luali Lehsan, “Por un mañana”, de Saleh Abdalahi, “Eco” de Ali Salem Iselmu Pirri o “Fatma” de Mohamed Salem Abdelfatah Ebnu. El encuentro se completó con la lectura de “Las chicas saharauis”, “Ahora, la buena voluntad”, “Vientos de Libertad”, “Ayer inmediato” (elegía dedicada a su hijo fallecido), “Atardecer en Mahbes” y “Alba y amanecer”, todos ellos poemas del mismo Mohamed Ali Ali Salem.
Mohamed Ali Ali Salem constató la poca producción poética saharaui actual, fundamentalmente por problemas en la edición de libros, si bien la tradición de producción y recitación poética oral no ha disminuido. Últimamente se han editado tres libros de poesía saharaui en castellano, la antología “Bubisher” y “Los versos de la madera” de Limam Boicha, editados por Puentepalo y “Voz de fuego” de Mohamed Salem Abdelfatah Ebnu, editado por la Universidad de Las Palmas.
El acto finalizó con la recitación de un poema en hassania, a petición del público y con el anuncio de la próxima publicación de un libro de poemas de Mohamed Ali Ali Salem.
Texto y fotos: Carme Gasull, ACAPS.

 

PALABRAS SUELTAS DE UNA INTIFADA.

Después del letargo, recuperas, ahora más que nunca, la ternura perdida, que hace estallar el silencio con que te miran.
Por más que digan, la mirada sigue puesta en tus ojos, que no tienen que ser de olvido, ni mucho menos de desmesura.
Ahora, menos perdida en la desmesura de quien despoja la euforia en silencio y en olvido, como ves, ya las arterias se rinden, bajo la fuerza que resurge de la palabra que niega el olvido, y abre aún más las grietas de los muros, los barrotes, por no decir el silencio con que te miren.
Para no decir, a fuerza de volcán, cuando el alma se apacigua de ira.
Es la hora de El Aaiun, donde el calendario, ya no es como era, en tus calles, las de El Aaiun.
Y la confrontación asciende el barómetro entre la razón y la sinrazón de una desmesura.
El Aaiun, la Intifada, la leyenda de David y Goliat, exaltados, simplemente, por la intrepidez de tus calles que rehúsan el cinismo de una locura: gases lacrimógenos, heridos y aullidos a socorrer.
Grandes titulares, exclusivamente, para quienes acallan la razón de hablar.
Finalmente, recuperas con sigilo la plena lealtad de la humilde semblanza de la gente aquí y allá, que hoy se defiende como tú, a fin de que no haya cabida ni simetría alguna de un desafortunado letargo que haga desaparecer las barricadas de las barriadas de Matal-la y de mi vieja Colomina.
Mohamidi Facal-la.
Campamentos de refugiados saharauis.

 

CONGRESO CONSTITUYENTE DE LA "GENERACIÓN DE LA AMISTAD"

(Poetas saharuis en lengua española. Texto, manifiesto y fotos en: http://poemariosahara.blogspot.com)
“Dulces sueños que me hacen creer en la poesía
inocentes, frágiles, humildes.
Indefensos sueños que velan los sueños de todos mis
días”.
EBNU
Los humildes sueños de la poesía saharaui en castellano, han dejado al fin de ser sueños. La constitución oficial de la Generación de la Amistad, grupo de poetas saharauis que escriben en castellano, los ha convertido en realidad. Los poetas saharauis se reunían el pasado sábado 9 de julio en la sede del Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid, quienes amablemente cedieron sus instalaciones para la celebración del Congreso Constituyente de la Generación de la Amistad saharaui.
Los poetas llegaron a Madrid desde diferentes ciudades de España donde se han establecido a lo largo de estos años. Representando a la poesía saharaui estuvieron presentes Mohamed Salem Abdelfatah (Ebnu), Mohamed Ali Ali Salem, Limam Boicha, Ali Salem Iselmu (Pirri), Zahra Hasnaui, Chejdan Mahmud Bahia Awah y Saleh Abdelahe.
El escritor Gonzalo Moure se felicitaba en la apertura del Congreso por las casualidades que habían unido a todos los presentes para participar con los poetas en ese encuentro. “Las casualidades son la salsa del pueblo saharaui. El azar no es tal. Es la escrita, el maktuba. Estaba escrito que estuviéramos todos aquí”. Gonzalo se mostraba convencido de estar viviendo una parte de la historia del pueblo saharaui. “Los poetas son los artistas que tienen el mayor de los dones, la palabra”. En cierta forma todos habíamos soñado con estar formando parte de ese momento histórico, “trascendental”, como dijo Gonzalo, “para la cultura
española”. Ya que con el Congreso se formalizaba “el compromiso entre un pueblo árabe africano con una lengua con vocación universal”.
“Vosotros sois ante todo poetas”, les animaba en otro momento del Congreso el escritor Ricardo Gómez, invitándoles a ser la voz intelectual de la causa saharaui. “Hoy ha nacido una criatura, ahora esa criatura tiene que echar a andar”. Una vez más reiteró su compromiso con los poetas y con el pueblo saharaui. “Siempre tendréis nuestras manos y nuestros apoyos. Como los caminos de la poesía son así... un día nos encontraremos más juntos todavía... ¡todos saharauis!”
La intención de esta iniciativa es destacar la importancia de la cultura en cualquier lucha, esta es una de las mejores representaciones que podemos dar al exterior para dar a conocer quiénes somos. Este proyecto pretende llevar a buen puerto la idea que tenía el grupo en la Radio Nacional, donde la mayor parte de ellos trabajaban juntos: el nacimiento de una generación de poetas saharauis en castellano, de enorme calidad y de especial sensibilidad influidos por lo que habían estudiando durante la época de la metrópoli, la Generación del 27, los poetas sudamericanos como Neruda, Huidobro, Vallejo....
El nombre de Generación de la Amistad, con el que se les bautizó por el Poemario en un programa dedicado a la poesía en Radio Círculo de Bellas Artes hace tres años, fue aprobado con entusiasmo por todo el grupo. En palabras de Chejdan Mahmud durante el debate la amistad unió a los poetas en Cuba y en los campamentos, la amistad les mantiene en estrecho contacto durante su exilio, gracias a la amistad el pueblo sigue su lucha, la amistad nos unió a todos a participar el sábado en el encuentro con los poetas saharauis.
El Congreso estuvo organizado por el Representante saharaui de Cultura M. Ali Ali Salem, y contó con el apoyo del Grupo de Escritores por el Sahara. Por parte de este grupo, participando en el Congreso y apoyando a los poetas se encontraban presentes los escritores Ricardo Gómez, Gonzalo Moure y Ana Rossetti. Los poetas saharauis también estuvieron acompañados por la cantante y embajadora de paz de la ONU Cristina del Valle; el escritor y editor de la revista Ariadna Antonio Polo; Juan Gimeno, profesor de antropología de la Universidad Autónoma de Madrid; la directora estadounidense Danielle Smith; Poemario por un Sahara Libre; la representante de relaciones internacionales del Consejo de la Juventud y una delegación de jóvenes de varios países de Hispanoamérica, además de varios representantes de la Juventud saharaui. Todos lamentamos la ausencia de la escritora y editora canaria Mª Jesús Alvarado, una de las principales impulsoras de la publicación de los libros de poesía saharaui en castellano. Susy nos envió un poema dedicado a los presentes:

"No creas, poeta, que tu voz no se oye.
Con bellas palabras puede cambiarse el mundo
si esas palabras dicen lo que hay que decir.
No hay alto el fuego para los poetas:
sólo versos, como balas,
disparando al corazón de la injusticia."


Durante el Congreso se leyeron las palabras de simpatía y apoyo de los escritores Manuel Rivas y Javier Reverte, a los que les fue imposible acudir a la cita y del Decano de la de la Facultad de Letras de la Universidad de Murcia, José María Jiménez Cano. La universidad acaba de publicar en su revista electrónica “Tintero de tonos” un especial dedicado a la poesía saharaui. En este trabajo también ha destacado el apoyo del profesor de la Autónoma de Madrid, Tomás Albaladejo, catedrático de Teoría de la Literatura de la UAM. http://www.um.es/tonosdigital/znum9/tintero/poesiasahara.htm
También estuvieron presentes a través de sus poesías Luali Lehsan y Mohamidi Fakal-la, desde los campamentos de refugiados saharauis y la doctora y poetisa Lehdia Dafa.
En el encuentro, además de constituirse oficialmente la Generación de la Amistad, como homenaje a la generación del 27, se estrecharon lazos, se leyeron poemas, se debatió sobre poesía, el compromiso desde la cultura, y se miró con enorme optimismo al futuro. Tras la palabra de clausura al Congreso de Mohamed Ali Ali Salem, los poetas leyeron el Manifiesto contituyente de la Generación de la Amistad saharaui, en el que se dirigieron a la Real Academia de la Lengua y al Instituto Cervantes para que reconozcan al pueblo saharaui como pueblo árabe de habla hispana.
Los poetas tienen un compromiso con su pueblo y con su causa. En palabras de Ebnu mientras su familia, mientras su pueblo esté exiliado y ocupado, cualquier palabra que escriba, desde hablar de una flor a una puesta del sol, la escribirá para luchar por Sahara.
Palabra de clausura del Congreso de Poetas saharauis de la Generación de la Amistad a cargo de Mohamed Ali Ali Salem:
 


Queridos amigos y amigas,
En primer lugar quisiera agradecerle al Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid el ofrecernos sus instalaciones para celebrar este congreso.
Es realmente alentador llegar a este instante donde nos estamos diciendo un “hasta pronto”, palpando y sintiendo que el viento de la poesía ha presidido cada momento de nuestro encuentro.
Hoy aquí se ha hablado de poesía; se ha recitado y se han concretado los pasos a seguir a partir de ahora como grupo de poetas.
Sin duda alguna este es un momento histórico donde la línea que separa el antes y este presente que iniciamos hoy queda claramente marcada.
Las voces que se han oído aquí, ya sean Flores del desierto, Voz de fuego, Versos de la madera, trinar de Bubisher o Añoranza de la tierra usurpada, son la voz de la poesía saharaui escrita en español.
Es el grito de mujeres y hombres que a pesar de la injusticia que le ha tocado vivir inmerecidamente a su pueblo, el pueblo saharaui, optan por la palabra como su medio de expresión en aras de la poesía saharaui, española e hispana. Y empuñan la poesía porque la poesía, como dijo Gabriel Celaya “es un arma cargada de futuro”.
Todo esto, amigos y amigas, no hubiera sido posible sin el concurso entusiasta de todos los poetas, los aquí presentes y los que están en los campamentos de refugiados. También ha sido determinante el apoyo generoso e incondicional de Ricardo Gómez, Mª Jesús Alvarado, Gonzalo Moure, Ana Rossetti, Antonio Polo, Rafael Pérez Castells, Concha Moya y Bahia Mahmud, y muchos más a los que doy las gracias.
Estos días, y desde mayo pasado, los saharauis de las zonas ocupadas sufren una atroz represión perpetrada por los esbirros del régimen del reyezuelo de Marruecos Mohamed VI. El único pecado que han cometido los saharauis es el de manifestarse pacíficamente, exigiendo el respeto a pronunciarse libremente sobre su futuro.
¡Qué os puedo decir, amigos y amigas, en este sentido que no sepáis!; ¡qué os puedo describir que no hayáis visto con vuestros propios ojos! A nadie le sorprende la actitud genocida del régimen marroquí con respecto a los saharauis pero lo que realmente nos deja a todos perplejos es la impunidad con que actúa. Y lo que más nos indigna es la actitud de los gobernantes de otro estado. Un estado de derecho, democrático y que ostenta jurídicamente la responsabilidad histórica y actual de potencia administradora del Sahara Occidental, dado que este territorio sigue pendiente de descolonización. Los gobernantes actuales de España prefieren mirar a otro lado o buscar pseudo-soluciones a medida y gusto del régimen sanguinario de Marruecos. Qué libertad, democracia y respeto a la legalidad internacional cabe encontrar en las torturas, en las violaciones, en la extorsión y en el horror que sufren las ciudades saharauis hoy cerradas a cal y canto, cerradas, amigos, a cal y espanto. O la semántica de la lengua española, nuestra lengua, se ha transformado de raíz, o la actitud española ante el conflicto del Sahara no se entiende, es inadmisible. Afortunadamente la posición oficial de España no tiene nada que ver con la del conjunto de los españoles y mucho menos con los intelectuales. Por ello aprovecho esta ocasión para agradecer a los 470 intelectuales firmantes de la carta al Presidente Rodríguez Zapatero su apoyo al pueblo saharaui.
Amigas y amigos, hemos venido a Madrid para celebrar este encuentro. Esta ciudad madre de Cervantes, Quevedo, Lope de Vega, Pedro Salinas, y de todos los poetas hispanoamericanos que han deseado encontrar nido para sus versos, Rubén Darío, César Vallejo, Pablo Neruda. También a Madrid hemos venido a devolver lo que en su día Jorge Guillén ofreció al pueblo saharaui. Decía en su dedicatoria: “Os ofrezco esto desnudo, que son mis manos”. Al pueblo saharaui.
Pero las manos de un poeta nunca están desnudas y mucho menos las del autor de Cántico. Sirva todo lo tratado hoy como homenaje a Jorge Guillén, Pedro Salinas, Gerardo Diego, Vicente Aleixandre, Federico García Lorca, Dámaso Alonso, Emilio Prados, Luis Cernuda, Rafael Alberti, Manuel Altolaguirre, y Miguel Hernández por una parte. Y por otra a Pablo Neruda, ese componente de la generación del 27 sin serlo, que siempre ha estado con ellos, al igual que ellos con él.
Deseamos también renovar nuestra solidaridad con el pueblo de Madrid y con las víctimas de los atentados del 11 de marzo, al igual que nos solidarizamos con el pueblo británico y con las víctimas del vil atentado del 7 de julio, acaecido en Londres y condenamos enérgicamente estos atentados.
Los poetas saharauis son parte integrante de la geografía poética hispana y desean caminar junto con sus hermanos iberoamericanos, a los que apelamos, y apelamos a sus escuelas, instituciones, fundaciones, revistas y en particular al Instituto Cervantes, a dar el justo valor que se merece la poesía saharaui y al español, en forma general, en los campamentos de refugiados. Creo que no se podría entender no hacerlo. En definitiva, amigos, agradeceros a todos vuestra asistencia y participación. A los que sus compromisos o sus circunstancias no les han permitido estar, a Manuel Rivas, Javier Reverte, Mohamidi Fakal-la, Lehdia Dafa, Luali Lehsan, Brahim Cheij Breh, y otros.
Deciros que la voz de los saharauis no se apagará, que seguiremos desafiando a las hordas de la barbarie con nuestras inermes manos, que lograremos la libertad y la paz con nuestra ardiente paciencia, como diría Neruda, y con el poder de la palabra.
Sólo me queda dirigirme a una gran amiga de la causa saharaui, Cristina del Valle. Cristina, la espera dejará de ser larga, más pronto que tarde, ya no habrá sangre en las calles de El Aaiún (la ciudad de los manantiales), ni de Dajla, ni de Smara.
Más pronto que tarde volveremos y volverá el mar, la mar, como diría Alberti, a llenar nuestras palabras, nuestros sueños, nuestras vidas con su azul sonrisa y su blanca espuma.
Animo. Gracias.
Mohamed Ali Ali Salem,
Poeta y Responsable de Cultura, Representación
Saharaui para España
Madrid, 9 de julio de 2005
 

Poemario por un Sáhara Libre, 9/10/05.

En la mañana de hoy 9 de octubre, y dentro de la Semana Cervantina de Alcalá de Henares un grupo de saharauis han participado en la Lectura pública de El Quijote, que se hace cada año por estas fechas en la localidad alcalaína.
Organizada por la Asociación de Amigos del Pueblo saharaui de Alcalá de Henares en colaboración con la delegación saharaui de Madrid, la actividad pretendía reivindicar la lengua española como lengua de los saharauis, homenajeando a la obra cumbre de la
literatura en español, El Quijote.
En el acto han intervenido varios cervantistas franceses y la corporación municipal y representantes del gobierno regional abriendo la lectura. Posteriormente leyó la representación saharaui. Jadiyetu Mojtar, miembro de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis, dio comienzo a la lectura con unas palabras recordando que el español es la segunda lengua de los saharauis y que estas actividades en homenaje a El Quijote también se están realizando en los campamentos de refugiados saharauis. Sus palabras recibieron el aplauso de todos los asistentes.
También leyeron pasajes de El Quijote el subdelegado de la Comunidad de Madrid, Sidahmed Salek, la filóloga y escritora Zahra Hasnaui y los niños Sidati Salama y Aziza Ahmed Salem, del grupo de estudiantes saharauis en el Ramiro de Maeztu.
Los organizadores de la lectura agradecieron a la presidenta de la Asociación de Amigos del Pueblo saharaui de Alcalá de Henares, Elena Montaña, y al delegado saharaui de la Comunidad de Madrid, Abdulah Arabi, su presencia en la actividad, curiosamente en la misma fecha en que Cervantes era bautizado en Alcalá, el 9 de octubre de 1547.
 

 

Página optimizada para Explorer 4.0 o superior. Resolución 800x600. (21/11/01)